• (999) 3-15-41-72
    • (999) 1-63-91-39
    • info@gruposudesa.com.mx
    • /GrupoSudesa
    0

    BLOG

    17 de Abril de 2020

    5 plantas que absorben el calor y purifican el aire del hogar

    Algo que no muchas personas conocen es que las plantas también son ideales para purificar el aire del ambiente, aunque no todas lo hacen con la misma eficacia, por lo que vale la pena saber cuáles son ideales a la hora de filtrar las sustancias contaminantes.

    Helecho de Boston.

    El helecho humedece y purifica el aire de las evaporizaciones de formaldehído, monóxido de carbono y xileno. Le gusta el riego abundante y la sombra.

    Árbol del caucho (Ficus robusta).

    Se debe tener en cuenta que es una planta que necesita espacio porque en pocos años puede crecer muy rápido. También es muy resistente a las enfermedades. Y como tiene un índice elevado de transpiración ayuda a mantener la humedad en el ambiente. Es eficaz para eliminar formaldehído del aire.

    Areca Palma.

    Una de las mejores plantas de purificación del aire en general. Es comúnmente conocida por su uso en interiores. Es fácil ver esta palma en decoraciones victorianas y películas de época. La razón es que vive feliz en interiores sin necesidad de sol directo. Además, los cuidados necesarios para mantenerla en las mejores condiciones, son mínimos. Este tipo de palmera es oriunda de Madagascar. Pero hoy en día se encuentra por todo el mundo. Las Palmas eliminan específicamente el formaldehído, el benceno y el monóxido de carbono (especialmente útil si alguien en tu casa fuma).

    Mala madre.

    Elimina el monóxido de carbono y otras toxinas e impurezas. Es una de las tres plantas que mejor elimina los casos de formaldahyde desde el aire. Es muy fácil de cuidar, con la temperatura, el riego y la luz apropiada tu planta vivirá muchos años.

    Tolera bien la falta de luz y el frío. Toleran la sequía y no mueren si se olvida el riego, ya que la almacenan agua en las raíces.

    Lengua de tigre.

    Es muy usada en la decoración de interiores. Tiene la ventaja de sobrevivir en condiciones desfavorables. Si se la cultiva en exteriores puede aguantar temperaturas muy altas (incluso de 40ºC) y también muy bajas (-5ºC), siempre y cuando estos extremos sean esporádicos. Buena para eliminar benceno, xileno y tolueno, tricloroetileno y formaldehído.