• (999) 3-15-41-72
    • (999) 1-63-91-39
    • info@gruposudesa.com.mx
    • /GrupoSudesa
    0

    BLOG

    24 de Marzo de 2020

    Animales endémicos de Yucatán

    México es un lugar privilegiado a nivel mundial debido a su diversidad de flora y fauna, que se extiende en todas las regiones y sitios naturales que conforman su gran ecosistema. La península de Yucatán es una de estas zonas con su gran nivel de fauna, conoce los animales más endémicos de la región de Yucatán.

    El balam

    Aunque es una especie en peligro, son cada vez más los esfuerzos para preservarlos y cuidar sus espacios naturales… Este increíble felino es uno de los símbolos de Yucatán.

    Tejón

    Este amigo es uno de los animales que habitan dentro del ecosistema maya, su alimentación se basa en frutos aunque a veces pueden llegar a cazar pequeños insectos. Por su característico antifaz muchos los han llegado a confundir con alguna especie de mapache pero este pequeño es de color café además de contar con un hocico más largo. Comúnmente se le puede encontrar en grupos o familias de hasta 10 individuos.

    Zarigüeyas

    Puedes verlas en todos lados, en el campo o en la ciudad, y no son roedores, ¡son marsupiales! Son vegetarianos y muy limpitos. Forman parte del paisaje yucateco y las queremos mucho… no te dejes llevar por las apariencias.

    Toloc

    El toloc es un genuino habitante de Yucatán, puedes encontrarlo en todos lados, y tu visita a cualquier zona arqueológica no estará completa si no se te aparece… seguro vas a intentar fotografiarlo (créeme, no es fácil).

    La tortuga jicotea

    Esta pequeña tortuga puede ser vista tanto de día como de noche, si tienes suerte la podrás ver nadando dentro de las aguas del cenote k’áak’. Su alimentación se basa de pequeños insectos por lo cuál se le considera una parte importante del ecosistema. Además la tortuga formaba parte del génesis maya donde tenía lugar dentro del zodiaco de esta cultura en dónde representaba la sabiduría y la longevidad.

    El Pájaro Thó

    Cuando menos te lo esperes esta hermosa ave puede salirte al encuentro en casi cualquier parte… mientras recorres una senda, rumbo a un increíble cenote o mientras exploras alguna de las muchas haciendas de Yucatán.